Uso de biofertilizantes en la producción de esquejes de estevia

Para la producción de plántulas de estevia se requieren plantas vigorosas y con raíces, las cuales son características primordiales a considerar para su establecimiento y desarrollo al momento de sembrar, lo que permitirá aumentar el rendimiento de hoja seca al año. Para obtener los resultados antes mencionados, es necesario llevar a cabo un proceso que integre la aplicación de biofertilizantes con el fin de estimular el crecimiento de raíces con la menor cantidad de recursos económicos y tiempo posible.

En la inoculación de esquejes se pone en contacto la planta con los biofertilizantes. Comienza con el corte de las hojas inferiores de los brotes terminales, dejando sólo tres o cuatro pares; de igual manera se corta el brote a una altura entre ocho y diez centímetros, y se siembra inmediatamente.

La micorriza Rhizophagus intraradices o la mezcla de Bacillus sp. y Azospirillum brasilienses son las opciones a utilizar, en una cantidad de 15 gramos por litro de agua hasta tener una solución homogénea. Los esquejes se remojan en la mezcla durante un minuto antes de la siembra en charolas, que debe contener espuma agrícola humedecida para brindar a la planta mayor soporte, aireación y retención del agua.

Los biofertilizantes contienen microorganismos a base de bacterias u hongos que benefician y logran el desarrollo radicular de las plantas y controlan los patógenos que se pueden producir en la raíz.

Última modificación:
1 de Enero de 2018 a las 9:00, por Webmaster

Noticias